Estadísticas

 

CANTIDAD DE JOVENES EN EL MUNDO
NACIONES UNIDAS
Según el World Youth Report 2007, el Programa de Juventud de las Naciones Unidas, en el mundo hay  1.2 mil millones de jóvenes entre 15 y 24 años de edad (representan el 18% de la población mundial).
Además, los jóvenes entre 15 y 24 años de edad constituyen el 25% de la población en edad laboral.

FUENTE: 
http://www.un.org/esa/socdev/unyin/documents/wyr07_press_release_spanish.pdf

En el año 2000, según el  Programa de Juventud de las Naciones Unidas la mayoría de los jóvenes del mundo vivían en países en vías de desarrollo (casi el 85%), con aproximadamente el 60% en Asia solamente.
El 23% restante en las regiones en vías de desarrollo de África y América Latina y el Caribe. 
Para el año 2025, se prevee que el número de jóvenes que vivirán en países en vías de desarrollo crecerá en un 89.5%.    
A pesar de la urbanización masiva, la mayoría de los jóvenes viven en áreas rurales en el sub-Sahara de África, y en el sudeste y sur-centro de Asia y Oceanía.

- Población juvenil: 525 millones de hombres jóvenes y 500 millones de mujeres jóvenes.
- Analfabetismo juvenil en países en vías de desarrollo: 57 millones de hombres jóvenes y 96 millones de mujeres jóvenes.

FUENTE: 
http://www.un.org/esa/socdev/unyin/spanish/qanda.htm 


CANTIDAD DE JOVENES POR CONTINENTES

NACIONES UNIDAS
En el año 2000, según el  Programa de Juventud de las Naciones Unidas:
Distribución regional de la juventud, 2000 (en millones)

 

Población total

% de jóvenes del
total de la población

Jóvenes(15-24)

% de la juventud global

Asia

3,672

17.8%

654

61.5%

África

793

20.3%

161

15.1%

Europa

727

13.8%

100

9.4%

Latinoamérica y el Caribe

519

19.5%

101

9.5%

Norteamérica

314

13.5%

42

4.0%

Oceanía

31

15.6%

5

0.5%

Total

6,056

17.6%

1,063

100.0%

FUENTE: 
http://www.un.org/esa/socdev/unyin/spanish/qanda.htm


CANTIDAD DE JOVENES EN IBEROAMÉRICA

Organización iberoamericana de Juventud (OIJ)

En Iberoamérica, en 1990 hubo un incremento en la cantidad de población joven de 72 millones a 186 millones.

FUENTE: 
LIBRO “La juventud en Iberoamérica: tendencias y urgencias”. Año 2007.
http://www.oij.org/tendencias.php


CANTIDAD DE JOVENES EN ARGENTINA:
 
INDEC. Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas - Año 2001

Provincias

 

Población de 15 a 29 años (1)

Total

Varones

Mujeres

 

 

%

 

 

 

 

 

Total país

 

25,0

25,7

25,7

 

 

 

 

 

Ciudad de Buenos Aires

 

23,4

25,1

26,5

Buenos Aires

 

24,7

25,4

25,3

Catamarca

 

26,0

26,4

25,9

Chaco

 

25,8

25,9

25,9

Chubut

 

25,9

26,0

25,6

Córdoba

 

25,2

26,0

25,9

Corrientes

 

25,8

26,0

26,2

Entre Ríos

 

24,6

25,2

24,9

Formosa

 

25,2

25,1

25,1

Jujuy

 

27,3

27,5

27,9

La Pampa

 

23,8

24,2

23,6

La Rioja

 

26,8

27,0

26,7

Mendoza

 

25,4

26,1

26,0

Misiones

 

25,5

25,4

25,5

Neuquén

 

26,6

26,7

26,7

Río Negro

 

25,0

25,1

25,2

Salta

 

26,4

26,4

27,0

San Juan

 

25,8

26,4

26,5

San Luis

 

24,9

25,1

24,9

Santa Cruz

 

24,9

24,9

23,9

Santa Fe

 

24,8

25,7

25,5

Santiago del Estero

 

26,3

26,5

25,9

Tierra del Fuego

 

23,7

23,4

22,9

Tucumán

 

26,8

27,1

27,4

(1) Población de 15 a 29 años sobre el total de la población por cien.

FUENTE: 
http://www.indec.gov.ar/nuevaweb/

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE JUVENTUD (DINAJU)

En Argentina, según estadísticas cerradas en mayo de 2003, hay 9.423.580 jóvenes.
Cifra procesada en un documento por la Dirección Nacional de Juventud (Dinaju) -que depende del Ministerio de Desarrollo Social- sobre datos cruzados del Sistema de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales (Siempro), de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y del Censo Nacional 2001.

FUENTE:
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=654388

 

JOVENES POBRES EN EL MUNDO
NACIONES UNIDAS

En el año 2005, el Programa de Juventud de las Naciones Unidas casi 209 millones de jóvenes, es decir, el 18% del total, vive con menos de un dólar al día y 515 millones, es decir, casi el 45%, con menos de dos dólares al día. 
El Asia meridional cuenta con el mayor número de jóvenes por debajo de ambos umbrales de pobreza, seguida del África subsahariana. Estas regiones también cuentan con las mayores concentraciones de jóvenes desnutridos.

Estimaciones del número de jóvenes de entre 15 y 24 años en situaciónde pobreza, 2005, en millones.

REGION

Menos de $1

Menos de $2/día

Desnutridos

Asia meridional

84,1

206,1

57,8

África subsahariana

60,7

102,1

39,9

Asia oriental y el Pacífico

46,5

150,5

38,6

América Latina y el Caribe

11,1

27,2

10,8

Oriente Medio y África septentrional

2,0

12,1

7,1

Europa y Asia central

4,1

18,2

5,8

Total mundial (a)

208,6

515,1

160,1

  1. El total no refleja exactamente el total de las regiones debido al redondeo.

FUENTE
R. Curtain, Youth in Extreme Poverty: Dimensions and Policy Iimplications with Particular focus on South East Asia (Melbourne, 2004)
http://daccessdds.un.org/doc/UNDOC/GEN/N04/635/86/PDF/N0463586.pdf?OpenElement

 

Organización iberoamericana de Juventud (OIJ)

Los jóvenes pobres latinoamericanos representan el 27% del total de personas pobres y el 23% de los extremadamente pobres.
Mientras el incremento en la cantidad de jóvenes pobres, en el período 1990-2002, fue de 15% (tasa de incremento media anual de 1,2%), alcanzó solo a 11% en la población total.
En el caso de España, según el Informe Foessa, del total de pobres severos existentes en 1999, el 53% era menor de 25 años (niños y jóvenes). No obstante las grandes diferencias de método, se puede indicar que, grosso modo, para el conjunto de países de América Latina dicho grupo etario alcanza al 60% de los pobres.
Los países latinoamericanos con menor proporción de menores de 25 años entre los pobres son Argentina, Chile, Costa Rica y Colombia (con 57%); en las antípodas se ubican Bolivia, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Uruguay (sobre 63%). 
Al analizar la situación en términos absolutos, en 2002 existirían en América Latina alrededor de 58 millones de jóvenes pobres (7 millones 600 mil más que en 1990), de los cuales 21 millones 200 mil eran pobres extremos, o indigentes (con un incremento de 800 mil en el período).
Así, los países que presentan mayor incidencia de pobreza en los jóvenes (en torno del 50% o más) son Honduras, Nicaragua, Bolivia, Paraguay, Guatemala y Perú. Con valores entre 30% y 50% se encuentran Ecuador, Venezuela, Colombia, Argentina, El Salvador, República Dominicana, Brasil, México y Panamá. Finalmente, Chile, Uruguay y Costa Rica presentan la menor incidencia (en torno de 20% o menos).
La pobreza juvenil aumentó en cinco países, siendo particularmente preocupante lo sucedido con Argentina y Venezuela, que presentaron un importante incremento en la incidencia de los jóvenes pobres (al igual que del resto de la población).

FUENTE: 
CEPAL, sobre la base de procesamientos especiales de las encuestas de hogares (2002).


JOVENES POBRES EN ARGENTINA

DINAJU

Son más de 5.500.000 chicos de entre 15 y 29 años; en 1999 sólo tenía alguna necesidad básica insatisfecha el 31% del total.

Son el 60 por ciento de los varones y el 58% de las mujeres en esa franja etaria. Son cinco millones y medio, sobre un total de 9.423.580 jóvenes. 
Según los mismos cálculos, hace apenas cinco años la relación entre jóvenes pobres y no pobres era casi inversa: en 1999, sólo un 31% de las personas de 15 a 29 años tenía en nuestro país alguna necesidad básica insatisfecha. En 2003, alcanzaron casi el doble. 
Un informe de la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) sobre la "Juventud en Iberoamérica: tendencias y urgencias" emitido en el año 2009.
"La pobreza juvenil aumentó en cinco países, siendo particularmente preocupante lo sucedido con la Argentina y con Venezuela, que presentaron un importante incremento en la incidencia de los jóvenes pobres", sostiene el trabajo. 
El informe de la Cepal y de la OIJ también revela que, entre los 17 países iberoamericanos evaluados, únicamente en la Argentina y en Panamá la pobreza encabeza el trío de principales problemas que enfrentan los jóvenes en esas naciones.

FUENTE:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=654388
 


INDEC

Porcentaje de niños, niñas y adolescentes bajo la línea de pobreza (LP) y bajo la línea de indigencia (LI) por grupo de edad.
Total aglomerados y región. Segundo semestre 2005.

Región

Niños, niñas y adolescentes bajo LP y LI por grupo de edad 115 a 17 años

%  bajo LP

% bajo LI

Segundo semestre 2005

 

 

Total aglomerados

48,7

18,8

 

 

 

Gran Buenos Aires

46,2

18,0

Noroeste

61,7

25,4

Noreste

63,8

26,9

Cuyo

49,8

16,1

Pampeana

47,2

18,0

Patagonia

29,4

8,5

1 Porcentaje de niños, niñas y adolescentes bajo la LP o bajo LI en cada grupo de edad sobre el total de niños en cada grupo de edad.

FUENTE:          
INDEC. Procesamientos especiales de la Dirección de Estadísticas Sectoriales en base a la Encuesta Permanente de  Hogares, (EPH). 
http://www.observatoriojovenes.com.ar/almacen/file/Ninios%20Bajo%20LP%20LI%20por%20region.xls


JÓVENES QUE MUEREN VIOLENTAMENTE

IBEROAMÉRICA
Organización iberoamericana de Juventud (OIJ)

La  mortalidad entre los jóvenes de Iberoamérica ha descendido sensiblemente en los últimos 50 años, en concomitancia con la baja generalizada de la mortalidad. En ello concurren el avance de la ciencia médica, la ampliación de la cobertura de servicios básicos y sanitarios, y el incremento de la capacidad individual para prevenir y enfrentar las enfermedades.
 En el tramo de edad de (15-20; 20-25 y 25-30 años) son más frecuentes las causas de muerte relacionadas con conductas o estilos de vida (violencia, accidentes, suicidios). 
En la mayor parte de los países (con excepción de Colombia, Cuba y El Salvador) ha crecido en los últimos 15 años la brecha de mortalidad entre hombres y mujeres. Esto también se relaciona con la disparidad de género en cuanto a la frecuencia relativa de muertes asociadas a conductas y estilos de vida.
En los países con menor mortalidad se encuentra España, Portugal y Uruguay, mientras que uno de los países con alta mortalidad es Bolivia.

FUENTE:
LIBRO “La juventud en Iberoamérica: tendencias y urgencias” Año 2007.
http://www.oij.org/tendencias.php

ARGENTINA
Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) 
Según CORREPI, Desde el 25 de mayo del año 2003 hasta el 28 de julio del 2006 han sido 505 las personas asesinadas por las Fuerzas de Seguridad. En su mayoría jóvenes pobres, los números en cada uno de los años de esta gestión son: 

102 asesinados entre el 25/5/03 y el 31/12/03.
159 asesinados en el año 2004.
175 asesinados en el año 2005.
69 asesinados entre el 01/01/06 y el 28/07/06.

Hubo 95 nuevos casos de gatillo fácil o muertes en la tortura, en cárceles y comisarías en 10 provincias, 79 de ellos ocurridos con posterioridad al 10 de diciembre de 2005. Durante los primeros siete meses de 2006, la cantidad de casos fueron:

1. BUENOS AIRES, 20 casos.
2. CIUDAD DE BUENOS AIRES, 9 casos.
3. CORDOBA, 10 casos.
4. CORRIENTES, 5 casos.
5. JUJUY, 1 caso.
6. MENDOZA, 7 casos.
7. NEUQUEN, 1 caso.
8. RIO NEGRO, 1 caso.
9. SALTA, 1 caso.
10. SANTA FE, 5 casos.
11. SANTIAGO DEL ESTERO, 3 casos.
12. TUCUMAN, 6 casos.

Respecto de las modalidades, el 53 % de los hechos registrados entre el 25/05/2003 y fin de julio de 2006 corresponden a fusilamientos por gatillo fácil, y el 45 % a muertes en cárceles y comisarías. De estos últimos, muchos corresponden a casos de tortura seguida de muerte.

FUENTE:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=36784&titular=correpi-present%C3%B3-informe-de-situaci%C3%B3n-de-derechos-humanos-

Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) 
El Mapa de la Violencia de 2006, un estudio realizado por la Organización de los Estados Iberoamericanos (compuesta por América latina, Portugal y España), indicó que Argentina ocupa el 7° lugar en el índice de muertos por armas de fuego (7,3 cada 100 mil) y el 14° puesto de la lista cuando se evalúa la cantidad de jóvenes que caen bajo las balas.

FUENTE:

http://www.oei.es/0207.htm 

DELINCUENCIA JUVENIL (2005):
Naciones Unidas
Según el Programa de Juventud de las Naciones Unidas, las estadísticas muestran que, entre todos los sectores de la población, los jóvenes son quienes delinquen más activamente aunque, a la larga, la mayoría de ellos desisten de las actividades delictivas y antisociales. 
La inmensa mayoría de quienes cometen actos de violencia contra jóvenes en países desarrollados son de la misma edad y sexo de sus víctimas. En la mayoría de los casos son delincuentes varones que actúan en grupos. 
Los jóvenes de 16 a 19 años de edad son los más propensos a ser víctimas de violencia. Los expedientes policiales indican que la tasa de delincuencia de adolescentes y hombres jóvenes adultos duplica con creces la de las adolescentes y mujeres jóvenes, y que las tasas de condena son seis o siete veces superiores.
En los países con economías en transición han aumentado drásticamente las tasas de delincuencia. Desde 1995, los niveles de delincuencia juvenil en muchos de esos países han aumentado en más del 30%. La delincuencia juvenil suele estar muy asociada al uso indebido de alcohol y drogas.
En África, la delincuencia suele atribuirse fundamentalmente al hambre, la pobreza, la malnutrición y el desempleo.
Las tasas de delincuencia urbana tienden a ser más elevadas que las de las zonas rurales, lo que podría atribuirse a diferencias en el control y la cohesión sociales.
Muchos de los pobres de las zonas urbanas viven en barrios de tugurios y asentamientos ilegales en viviendas hacinadas, insalubres y sin servicios básicos.

FUENTE:
http://daccessdds.un.org/doc/UNDOC/GEN/N04/635/86/PDF/N0463586.pdf?OpenElement

JÓVENES EN ESPACIO DE ENCIERRO 
Argentina
- Durante el año 2001, según datos del Ministerio de Seguridad, se detuvieron 14.839 niños, niñas u adolescentes por motivos vinculados con conflictos con leyes penales.
- No existe información sobre la cantidad de jóvenes que permanecen detenidos en dependencias policiales. Sólo existe información referida a niños, niñas y adolescentes que fueron alojados en las Comisarías del menor. Durante el año 2001 el número de jóvenes alojados en comisarías del menor alcanzó un promedio diario de 100.
- Si bien es imposible establecer con exactitud el número de niños, niñas y adolescentes cuya libertad ambulatoria se encuentra restringida, una aproximación permite determinar que al mes de octubre de 2001 se encontraban privadas de su libertad un número aproximado de 8.195 personas menores de 18 años en dependencias bajo la Superintendencia del Consejo Provincial del Menor y en Comisarías del Menor.
- Sobre el total de niños, niñas y adolescentes que se encuentran institucionalizados, el mayor número lo está por causas asistenciales (81,92% del total).
- Si bien la distribución por sexo es pareja, el número de mujeres que se encuentran institucionalizadas por razones penales sólo asciende a 42, es decir, menos del 3% de los casos de niños y adolescentes privados de libertad por motivos penales. 
- El intervalo de edad que concentra mayor cantidad de privaciones de libertad es el comprendido entre los 15 y los 18 años, que concentra el 35,59% de las internaciones.

FUENTE:
Beloff y Palmieri (2003) Situación de niños, niñas y adolescentes privados de libertad en la provincia  de Buenos Aires. CELS-UBA-UNICEF. Pp. 155-157.
http://www.joveneslac.org/portal/000/investigaciones/Informe-Investigaciones-sobre-juventudes-en-Argentina.doc


Procuración Penitenciaria

Instituto de Investigaciones Gino Germani 
Según la investigación realizada por la Procuración Penitenciaria y el Instituto de Investigaciones Gino Germani, en el año 2001 había 523 jóvenes adultos en unidades penitenciarias federales, que constituían el 6,2% de la población carcelaria federal.
Los establecimientos destinados exclusivamente a alojar jóvenes varones de entre 18 y 21 años no cumplidos en la órbita del Servicio Penitenciario Federal, son solamente 3. Excepcionalmente, algunos jóvenes mayores de 21 años pueden permanecer allí hasta los 25 no cumplidos, en tanto estén desarrollando algún programa de tratamiento específico (Metodología Pedagógica Socializadora o tratamiento para drogodependientes), y así lo decida el director de la unidad respectiva.
Entre los meses de agosto y noviembre de 2002  se encontraban privados de su libertad en cárceles federales-nacionales 545 jóvenes adultos varones. De esta población, sólo el 14,705 se hallaba condenado, siendo que el restante 85,30 revistaba en condición de procesado. La distribución por unidad era la siguiente:

Unidad Penitenciaria

Total

Procesados

Condenados

Dispuestos

CFJA –Marcos Paz

221

137

75

9

Unidad 24

148

111

29

8

Unidad 26

44

9

25

-

Centro Malvinas Arg.

29

17

11

1

CPF Nº1-Ezeiza

304

189

29

86

Mod IV

277

168

29

80

Mod. V

27

21

-

6

Unidad 30 La Pampa

20

 

 

 

Fuente: Documento de investigación Las mujeres y los jóvenes encarcelados en el ámbito nacional: abordaje cualitativo y cuantitativo en torno a los grupos sobrevulnerados dentro de la población carcelaria, Procuración penitenciaria – Instituto de Investigaciones Gino Germani. 
La información correspondiente a este informe pudo ser parcialmente actualizada con el INFORME ANUAL DE LA PROCURACION PENITENCIARIA 2003/2005:

Unidad Penitenciaria

Total

Procesados

Condenados

Dispuestos

CFJA –Marcos Paz

200 a 210

sin discr

sin discr.

sin discr

Unidad 24

140

"

"

"

Unidad 26

30 a 40

"

"

"

Centro Malvinas Arg.

30

"

"

"

CPF Nº1-Ezeiza

280 a 330

"

"

"

Mod IV

250 a 300

"

"

"

Mod. V

30

"

"

"

Unidad 30 La Pampa

18

8

10

0

Fuente: Informe Anual Procuración Penitenciaria 2003-2005.
Los datos se corresponden con los distintos momentos en que se realizaron visitas desde la Procuración a las unidades penitenciarias. Así, se específica que los datos de la Unidad 30 fueron relevados en noviembre del 2003. Excepto en esta unidad, no aparece discriminada la población entre los procesados y condenados.
Una serie desde 1990 da cuenta de la evolución que sufrió la población de jóvenes adultos presos

Año

Cantidad

1990

765

1991

637

1992

288

1993

417

1994

337

1995

593

1996

330

1997

418

1998

390

1999

428

2000

499

2001

523

2002

545

2003*

554

2004*

564

2005*

521

* Actualizado con el Informe Anual Procuración Penitenciaria 2003-2005 
Según la reconstrucción que consta en el informe de procuración Penitenciaria-Instituto Gino Germani, la distribución de la población joven por motivos de ingreso, era la siguiente:

 DELITO

CANTIDAD

Hurto-Tentativa de hurto

3

Tentativa de robo

21

Robo calificado agravado

30

Robo

29

Robo calificado o agravado

132

Robo con asociación ilícita

6

Robo y tentativa de homicidio

1

Homicidio y tentativa de robo

2

Homicidio y robo

8

Robo y violación

2

Lesiones

2

Tentativa de homicidio

1

Homicidio

14

Tentativa de violación

1

Violación

2

Defraudación y estafa

1

Falsificación y adulteración

1

Tenencia de armas

4

Ley 23.737

35

Secuestro extorsivo

1

Asociación ilícita

1

Inimputables

2

Otros delitos

7

total

306

Los motivos que determinan el encarcelamiento de los jóvenes adultos muestran que son los delitos contra la propiedad los que prevalecen. De los 306 legajos en que la Procuración pudo establecer el delito atribuido, 234 correspondían a delitos contra la propiedad (con sus variantes, robo, robos agravados, hurtos (consumados o tentados), y también a figuras combinadas como los robos con tentativa de homicidio o violación y sus variantes). De modo que el 76,7 % de la población de jóvenes adultos encarcelados, lo está por delitos contra la propiedad, mientras aquellos cuyo motivo de detención está originado en delitos contra las personas (homicidio o tentativa de homicidio, violación o tentativa de violación y lesiones), apenas si alcanzan el 11%. Los jóvenes prisionalizados por delitos vinculados a la infracción a la ley de estupefacientes, alcanzan otro 12%.

FUENTE:
Procuración penitenciaria y el Instituto de Investigaciones Gino Germani
http://www.observatoriojovenes.com.ar/seccionDefault.php?idContenido=161&idSeccion=31&idSeccionPpal=31

Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF)
Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF - Oficina Argentina) 
Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF)
La Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF - Oficina Argentina) y la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) realizaron una investigación publicada en el año 2008 en la cual se describe la situación de los adolescentes infractores y presuntos infractores de la ley penal en nuestro país con datos estadísticos que dan cuenta de la cantidad y características de los adolescentes, los tipos de delitos que se les imputan y su acceso a derechos.
En el país son casi 6.300 los niños, niñas, adolescentes y jóvenes infractores y presuntos infractores incluidos en dispositivos para el cumplimiento de medidas judiciales. 
De ese total, el 71 por ciento está contenido en programas y el otro 29 por ciento está alojado en alguno de los 119 establecimientos de privación de la libertad que existen.  Al menos el 33 por ciento de ellos no son especializados para adolescentes, sino que permiten el encierro (mayor a 72 horas) en comisarías (21%) o en servicios penitenciarios de adultos (12%), en contradicción con la Convención sobre los Derechos del Niño y la Ley Nacional de Protección Integral. 
La mayoría de los establecimientos que alojan a niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAyJ) son de tipo penal juvenil. Se trata de instituciones que han sido diseñadas para alojar exclusivamente a NNAyJ con causas penales, que se encuentran imputados por la posible comisión de un delito. Estos lugares representan el 83 por ciento del total de los establecimientos informados. El 17 por ciento restante corresponde a establecimientos de tipo mixto o asistencial, y en ellos se aloja tanto a NNAyJ infractores y presuntos infractores como a niños/as y adolescentes que son institucionalizados como respuesta a problemáticas diferentes de la infracción de la ley penal (de protección, de salud, otras). La proporción de ocupación de los institutos alcanza el 79 por ciento de la capacidad total de alojamiento disponible.
El 90 por ciento de los chicos y chicas institucionalizados en estos establecimientos son varones. En su gran mayoría (más del 80 por ciento) los niños, niñas, adolescentes y jóvenes alojados en los institutos del país son argentinos. En una proporción significativamente menor, se encuentran niños provenientes de países limítrofes (1,2 por ciento del total).
Respecto de las edades: 1.290 eran mayores de 16 años de edad. Esto implica que, en la medida en que los delitos imputados fuesen de acción pública y con pena mayor a dos años de prisión, alrededor de un 72 por ciento de los adolescentes y jóvenes alojados sería “punible”. También, el informe destaca que al menos 298 niños y adolescentes alojados eran menores de 16 años de edad al momento del relevamiento. Es decir que, al menos el 17 por ciento de los niños y adolescentes alojados en establecimientos del país, en función de su edad, sería “no punible”. 
El 29 por ciento de los chicos y chicas permanecen alojados en los establecimientos entre 1 y 4 meses. El 15 por ciento se ubica en el rango de hasta 30 días y otro 15 por ciento en el rango de entre 7 meses y 1 año. El 4 por ciento de la población de chicos y chicas se encuentran hace más de 2 años encerrados en establecimientos.

FUENTE: 
La Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF)
El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF - Oficina Argentina) 
Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF)
http://www.redandi.org/verPublicacao.php5?L=ES&idpais=1&id=7499

EDUCACIÓN EN ARGENTINA:
INDEC. Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas - Año 2001

 

Provincias

Población de 15 a 29 años

Población de 15 a 29 años analfabeta (1)

 

Población de 15 a 29 años analfabeta funcional (2)

Total

Varones

Mujeres

Total

Varones

Mujeres

 

 

%

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Total del país

      9.082.984

1,1

1,4

0,9

 

3,3

1,9

2,9

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ciudad de Buenos Aires

         648.979

0,3

0,3

0,2

 

1,4

0,7

1,4

Buenos Aires

      3.413.090

0,6

0,8

0,5

 

2,3

1,3

2,0

Catamarca

           87.145

1,3

1,7

1,0

 

3,2

2,0

2,6

Chaco

         254.218

4,1

4,6

3,6

 

9,6

5,2

8,7

Chubut

         106.959

0,9

0,9

0,8

 

2,9

1,6

2,5

Córdoba

         773.962

0,8

1,0

0,6

 

2,6

1,6

2,1

Corrientes

         239.928

2,8

3,6

2,1

 

6,8

4,0

5,6

Entre Ríos

         284.493

1,4

1,7

1,0

 

3,9

2,3

3,1

Formosa

         122.703

2,6

2,6

2,6

 

6,3

3,3

6,0

Jujuy

         167.083

1,0

0,9

1,0

 

3,1

1,6

3,0

La Pampa

           71.278

0,8

1,0

0,6

 

2,7

1,6

2,3

La Rioja

           77.848

1,3

1,6

0,9

 

3,2

1,9

2,5

Mendoza

         400.550

1,2

1,4

0,9

 

3,3

1,9

2,8

Misiones

         246.268

3,2

3,5

2,9

 

8,4

4,5

7,8

Neuquén

         125.997

1,0

1,1

0,8

 

2,7

1,6

2,3

Río Negro

         138.122

1,1

1,3

0,8

 

3,2

1,8

2,7

Salta

         285.061

1,7

1,7

1,7

 

4,5

2,4

4,3

San Juan

         160.108

1,3

1,7

1,0

 

3,5

2,1

2,7

San Luis

           91.692

1,5

1,8

1,1

 

4,1

2,4

3,3

Santa Cruz

           49.037

0,4

0,5

0,4

 

1,5

0,9

1,3

Santa Fe

         744.568

1,0

1,2

0,8

 

2,8

1,6

2,4

Santiago del Estero

         211.222

3,3

4,1

2,5

 

7,6

4,6

5,9

Tierra del Fuego

           23.922

0,3

0,2

0,3

 

1,2

0,6

1,3

Tucumán

         358.751

1,8

2,3

1,3

 

4,1

2,5

3,3

(1) Población de 15 a 29 años que no lee ni escribe sobre el total de población de 15 a 29 años por cien.
(2) Población de 15 a 29 años que nunca asistió, o asiste o asistió a la escuela y no completó 3er grado sobre el total de la población de 15 a  29 años por cien.
Fuente: INDEC. Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2001.

DINAJU:
En Argentina, las cifras de la exclusión resultan especialmente inquietantes porque reflejan la imposibilidad de integración que sufre la juventud. "En estos años creció la cantidad de jóvenes excluidos, es decir, que no estudian ni trabajan, ni desarrollan tareas domésticas. En 1999 representaban un 13% y actualmente ascienden a un 15%", arroja el informe del organismo”. 
El grupo más afectado por la exclusión es el comprendido entre los 20 y los 24 años: el 17,2% de estos jóvenes no realiza actividad alguna. En segundo término figuran los chicos y chicas de 15 a 19 años, con un 13,9% de excluidos. Por último, hay un 13,5% de jóvenes de entre 25 y 29 años en esa condición. 
FUENTE:
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=654388

EDUCACIÓN EN IBEROAMÉRICA:
La deserción según área geográfica presenta una serie de contrastes.
La deserción en primaria en el área rural duplica con creces (56% hombres y 53% mujeres) la de las zonas urbanas (23% hombres y 21% mujeres).
En el caso de la enseñanza secundaria, la deserción rural es menor que la anterior, en parte debido a que probablemente quienes logran acceder a las pocas escuelas secundarias cercanas
tienen desde ya un mayor compromiso educacional, considerando que la cobertura secundaria es muy inferior en zonas rurales. 
La mayoría de los países iberoamericanos enfrenta hoy un problema grave de deserción escolar antes de y durante la educación secundaria.
En América Latina y el Caribe, solo la mitad de los estudiantes que se matriculan en la educación primaria terminan dicho ciclo. Esto afecta específicamente a los jóvenes, pues la continuidad en el nivel secundario coincide con el ingreso al segmento etario juvenil. Además, si bien en materia de género existe igualdad en logros (con leve superioridad de las mujeres), cuando se comparan grupos de ingresos o bien jóvenes rurales y jóvenes urbanos, se observan fuertes contrastes en logros educativos en todos los niveles, en perjuicio de los más pobres y los jóvenes rurales.
Lamentablemente, el 80% de los jóvenes urbanos de los países latinoamericanos provienen de hogares cuyos padres cuentan con un capital educativo insuficiente (menos de 10 años de estudio), y entre un
60% y un 80% de ellos no alcanza el umbral educativo básico para acceder al bienestar.

FUENTE:
LIBRO “La juventud en Iberoamérica: tendencias y urgencias” Año 2007.
http://www.oij.org/tendencias.php


EDUCACIÓN MUNDIAL:

Programa de Juventud de las Naciones Unidas 
En el año 2000, según el  Programa de Juventud de las Naciones Unidas: 
- Población juvenil: 525 millones de hombres jóvenes y 500 millones de mujeres jóvenes. 
- Analfabetismo juvenil en países en vías de desarrollo: 57 millones de hombres jóvenes y 96 millones de mujeres jóvenes. 

FUENTE:

http://www.un.org/esa/socdev/unyin/spanish/qanda.htm 

Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) 
Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)  
En el año 2009, un informe de la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) sobre la "Juventud en Iberoamérica: tendencias y urgencias", destaca que  a comienzos de este decenio, la juventud goza de más acceso a educación, pero menos incorporación al empleo que la población adulta; cuenta con más expectativas de autonomía, pero menos opciones para materializarla de las que tuvieron las generaciones precedentes". 

FUENTE:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=654388

CONSUMO CULTURAL 
Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) 
Según la OIJ sobre los consumos culturales de los jóvenes en Iberoamérica expresa que el tiempo libre de los jóvenes se reparte de distintas formas y enactividades diversas, y varía de acuerdo con la edad, el sexo, los ingresos y en general, con el modo de vida que tienen en sus familias. Los resultados de las encuestas (exceptuando la portuguesa) indican que los jóvenes de fin de siglo pasan una buena parte de su tiempo libre dentro de sus casas viendo televisión o escuchando música; fuera de esta actividad realizan actividades lúdicas con sus parejas o novia/o, practicando algún deporte, o reuniéndose en la calle con sus amigos.

¿Qué lugar ocupan los consumos culturales en el tiempo libre de los jóvenes? 
En primer lugar, a través de las encuestas se observa que los consumos culturales ocupan un lugar central en la organización del tiempo libre de los jóvenes.
 Se puede apreciar la centralidad de los consumos culturales en los usos del tiempo libre de los jóvenes en los cuatro países considerados. “Ver televisión”, “escuchar música”, “leer”, “ir al cine”, “bailar”, “hacer deportes” y “videojuegos” son las prácticas de consumo cultural mencionadas por los jóvenes con mayor frecuencia en los usos del tiempo libre.
En segundo lugar, se puede advertir que en el marco de la centralidad de los consumos culturales, los medios están entre las actividades más destacadas por los jóvenes. “Ver televisión” es una actividad mencionada por los jóvenes de los cuatro países considerados: en el primer lugar por  los jóvenes españoles, en el tercer lugar por los jóvenes mexicanos y colombianos, y en el quinto lugar por los jóvenes chilenos. “Escuchar música” es otra actividad mencionada por los jóvenes de los cuatro países: en el primer lugar por los jóvenes chilenos, en el segundo lugar por los colombianos y españoles, y en el cuarto lugar por los mexicanos. “Leer”, significativamente, es una actividad mencionada por los jóvenes  colombianos (cuarto lugar), por los españoles (sexto lugar) y por los chilenos (quinto lugar). “Ir al cine” es mencionada por los jóvenes españoles y colombianos.
Los “videojuegos” son mencionados solo por los jóvenes mexicanos. 
Las diversas expresiones culturales pasan por la televisión, la radio, la prensa o Internet, lo que supone “el encuentro –muy fuerte y conflictivo– entre los relatos del arte y las lógicas expresivas y comerciales de los medios.
Aquellas manifestaciones culturales que han encontrado formas de articulación con los medios, han obtenido mayores grados de visibilidad, desarrollos industriales importantes, expansión significativa de sus públicos y procesos nuevos de consumo y resignificación. La música, es quizás, el mejor ejemplo...” (Rey, 2002).
Por último, se puede apreciar un desplazamiento del consumo cultural hacia el espacio doméstico, lo que también forma parte de una tendencia más general de las sociedades contemporáneas. Entre las prácticas de consumo cultural mencionadas por los jóvenes, las únicas que remiten a espacios públicos son “ir al cine”, “ir a bailar” y “hacer deportes”.
Significativamente, no se menciona ninguna actividad asociada a la denominada “alta cultura” –recitales de música clásica, asistencia a museos o centros históricos, galerías de arte, teatro, y otros–  posiblemente porque aquí están pesando fuertemente distinciones por nivel educacional e historia familiar. También es significativo que no se mencionen actividades culturales de carácter masivo, como asistencia a recitales de música popular, ir al estadio o asistir a espectáculos populares.
Por el contrario, la centralidad del consumo de medios de los jóvenes está indicando que el hogar ha pasado a representar un espacio de intenso consumo simbólico y creciente convergencia de tecnologías de comunicación.
No es solo la televisión o la radio en su sentido tradicional, sino un nuevo concepto de “selección a la carta” en el consumo de TV por cable, videos, DVD, Internet y otros dispositivos. El peso relativo del consumo de medios dentro de la construcción de identidad en el hogar aumenta a medida que se diversifican los canales de acceso a contenidos que también tienden a diversificarse.
Respecto de los jóvenes españoles, la casa aparece como el ámbito privilegiado para el procesamiento de la información (a través de la radio y la televisión), mientras que fuera de sus casas los españoles utilizan el tiempo para estar con sus amistades. En el caso mexicano, los jóvenes tienen como espacios de reunión con los amigos: la calle (26,8%) y la casa de ellos mismos o sus amigos (25,6%), aunque un 12% dijo no tener amigos. En el momento de la encuesta, los hombres mexicanos preferían, mucho más que las mujeres, la calle o el barrio (37,5% contra 16,7%, respectivamente), y ellas la propia casa o la de sus amigos (31,9% con respecto a 18,8% los hombres).
En Chile destaca que el lugar de reunión con los amigos es la propia casa o la de los amigos (54,4%), la calle o una esquina (13,3%), la escuela (9,5%), los lugares públicos (6,1%) y una plaza o parque (5,3%). Los de mayor edad y nivel socioeconómico alto y medio prefieren la casa y los lugares públicos, los de menor edad y nivel socioeconómico bajo y medio la escuela, la calle y la plaza.

FUENTE:
LIBRO “La juventud en Iberoamérica: tendencias y urgencias”. Año 2007.
http://www.oij.org/tendencias.php


JÓVENES Y DESEMPLEO

En el mundo:
Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) 
En el mundo, el 85 por ciento de los jóvenes entre 15 y 24 años (alrededor de 1000 millones) viven en países en desarrollo. 
La tasa de participación de los jóvenes en la fuerza de trabajo descendió del 59,3 al 54,4 por ciento entre 1994 y 2004 en gran parte debido a que los jóvenes permanecen más tiempo en el sistema educativo. En 2004, la tasa de participación de las mujeres jóvenes en la fuerza del trabajo (el 45,7 por ciento) siendo notablemente más baja que la de los hombres jóvenes (el 62,8 por ciento).
A  nivel mundial, el desempleo juvenil ascendió de 70,8 en 1994 a 85,7 millones en 2004, representando así el 45 por ciento del desempleo total.

FUENTE:
OIT, Tendencias mundiales del empleo juvenil (Ginebra, 2004) e Indicadores claves del mercado de trabajo, 4ª edición (Ginebra, 2005); y la base de datos de la OCDE sobre la población activa.
http://www.ilo.org/public/english/employment/yett/download/ggnc_esp.pdf

América Latina y el Caribe:
En el 2008, el desempleo de América Latina y el Caribe bajó por quinto año consecutivo a 7,5%, pero debido a la crisis entre 1,5 y 2,4 millones de personas podrían sumarse a las filas del desempleo regional en 2009.           
La tasa de desempleo urbano registrada entre enero y noviembre bajó de 8,3 en 2007 al 7,5 por ciento en 2008, a niveles que no habían sido experimentados por la región desde 1992. Esta variación se produjo en un contexto de crecimiento económico positivo, de 4,6% del PIB.
Pero los indicadores oficiales muestran que en el tercer trimestre de 2008 se observaron los primeros efectos de la desaceleración económica regional sobre el mercado laboral.
Con respecto a lo que podría suceder en 2009, el crecimiento económico de la región podría desacelerarse hasta 1,9%, y según los cálculos de la OIT la tasa de desocupación urbana subiría hasta un rango que va de 7,9% a 8,3%. Esto significa que entre 1,5 y 2,4 millones de personas se sumarían a los 15,7 millones de desempleados actuales, totalizando entre 17,2 y 18,1 millones de desocupados.
La llegada de la crisis interrumpe un ciclo positivo en materia de tasa de desempleo que se inició después que en 2002  y 2003 fuera registrada la tasa más alta de tiempos recientes, de 11,4%. A partir de 2004 el indicador se fue reduciendo año a año, impulsado por el crecimiento de la economía.
El informe de la OIT precisa que en el  año 2008:  
En la mayoría de los países, a pesar del buen crecimiento económico, los salarios reales se han retraído o presentan modestos incrementos
El aumento promedio ponderado de los salarios mínimos reales fue  3,7% en 2008, menor que el 5,0% en 2007
Las mujeres siguen siendo más afectadas por el desempleo que los hombres. La tasa de desempleo femenina fue en promedio 1,6 veces mayor que la masculina
Con información de nueve países para 2008, la tasa de desempleo juvenil fue 2,2 veces mayor que la tasa de desocupación total
Con datos para 2007, se estima que el empleo informal en el área urbana en cinco países con información disponible fue 58,6%
Casi 4 de cada 10 ocupados urbanos carecen cobertura de la protección en salud y/o pensiones.

FUENTE:
http://www.oit.org.ar/pagina.php?pagina=635

Argentina
En la Argentina, se observa que desde principios de la década de 1990, el desempleo juvenil (entre 18 y 25 años) triplica el de los otros grupos etáreos (Beccaria, 2005). 
Beccaria (2005) observa que sólo el 26% de los jóvenes de entre 18 y 25 años ocupados permanece en el sistema educativo. 
Lépore y Schleser (2005) muestran que el ya elevado desempleo juvenil se agrava entre las mujeres, y más aún entre las adolescentes. Al observar las tasas de desempleo según la posición que los jóvenes ocupan en sus familias, surgen otras evidencias de especial interés para el conocimiento de sus condiciones de vida. Se observa, por ejemplo, que los jóvenes que se autodefinen como “jefes de hogar” y que, presuntamente, tienen responsabilidades familiares, muestran tasas de desempleo muy inferiores a los niveles promedio, alcanzando al 12,9%, mientras que las tasas de desocupación más elevadas se encuentran entre quienes viven con sus padres y se definen como hijos/as (28,7% para el total de jóvenes de entre 15 y 24 años) y también entre las cónyuges -25,5% para el total de cónyuges de igual grupo etáreo- (Lépore y Schleser, 2005).

FUENTE:
Beccaria, Luis (2005) “Jóvenes y empleo en la Argentina”, en Anales de la Educación común, Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Año 1, Nros. 1-2, septiembre, 2005.
Lépore, Eduardo y Schleser, Diego (2005) Diagnóstico del desempleo juvenil. Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la República Argentina.
http://www.joveneslac.org/portal/000/investigaciones/Informe-Investigaciones-sobre-juventudes-en-Argentina.doc